Desmontarán la Policía de Tránsito en Bogotá y volverán los ‘chupas’

La información fue confirmada por CM& al hablar con el secretario de Movilidad Nicolás Estupiñán, que resaltó que la Policía de Tránsito ya no irá más.

E próximo año comenzará el proceso para reemplazar a los policías de Tránsito por agentes civiles, resaltó el secretario de Movilidad de Bogotá, Nicolás Estupiñán en entrevista con CM&.

De acuerdo con el informativo, la figura de los ‘chupas’ será “desempolvada 23 años después” de que en las administraciones de Antanas Mockus y de Paul Bromberg se desarticuló este cuerpo tras las denuncias por corrupción y politización.

El funcionario habló de una “renovación gradual” en la que el próximo año serán incorporados entre 300 y 350 agentes a la nueva fuerza que controlará el tránsito de la capital del país.

“Tendremos 3 años para hacer el desmonte de la Policía de Tránsito que, por orden del Gobierno, pasará a labores de vigilancia”, agregó el secretario.

El 29 de febrero vence el contrato con la Policía de Tránsito en Bogotá, contrato que será renovado pero con menos personal. El cronograma de reemplazo será así: en el año 2021, llegarán 300 agentes civiles, en el 2022, 350 y para el 2023 entrarán 300 más.

Así lucían los denominados ‘chupas’ / CP

Regreso de los ‘chupas’ es “echar para atrás”

Paul Bromberg, exalcalde de Bogotá que hizo parte del desmonte de la fuerza civil, dijo a CM& que la medida es inconveniente y destacó que en ese momento, dicha institución “llegó a un grado de corrupción enorme” y manifestó que su regreso es sinónimo de retroceso.

“Estos agentes llegaron a un grado de corrupción enorme, estaban en un descontrol total, no solo por las denuncias según las cuales pedían mordidas, sino por la falta de autoridad, además, varios concejales tenían sus cuotas burocráticas en esta fuerza, volver a los agentes es muestra de que las sociedades no progresan, echan para atrás”, advirtió Bromberg.

“Es muestra de que las sociedades no progresan, sino que se la pasan echando para atrás”. Varios ciudadanos comparten la postura de Bromberg y señalan que la medida traerá “más corrupción todavía” y que “los policías son los policías” como señal de autoridad.

Orden del Gobierno

El Gobierno Nacional había contemplado la idea de poner en marcha una nueva política de Seguridad Democrática en todo el país y por orden del propio presidente Iván Duque la medida que empezará a regir muy pronto con el fin de reducir el hurto a mano armada y el consumo de tráfico de drogas.

Una de esas decisiones tiene que ver con el desmonte gradual de la Policía de Tránsito, algo que empezó a regir hace varias décadas en ciudades como Bogotá, donde las otrora autoridades de tránsito habían sido carcomías por la corrupción.

Facebook

El propósito, es que los uniformados de la Policía de Tránsito pasen a tareas de seguridad y vigilancia.

Con esto, entonces, deberán ser las autoridades locales las que pasen a crear un nuevo cuerpo de tránsito que permita el cumplimiento de las normas en las vías.