Denuncian que en el departamento de Córdoba las clínicas estarían escondiendo camas para UCI

A la grave situación sanitaria por cuenta del Coronavirus en el departamento de Córdoba, ahora resulta que clínicas estarían escondiendo las camas UCI.

El secretario de salud del departamento de Córdoba, Walter Gómez Reyes, hizo una grave denuncia en la que reveló que en la región hay clínicas que no están reportando las camas de Unidades de Cuidados Intensivos disponibles.

Gómez Reyes manifestó que eso se convierte en una gran dificultad para que el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias, CRUE, pueda remitir pacientes que requieran verdaderamente ese servicio en medio de la crisis.

Debido a esto, el funcionario le ordenó al equipo de inspección y vigilancia iniciar una búsqueda activa clínica por clínica en todo el departamento de las camas UCI disponibles para la atención de pacientes críticos.

Walter Gómez Reyes, secretario de salud del departamento de Córdoba / Google

Asimismo, hizo la claridad que, ante la declaratorio de alerta roja hospitalaria decretara por la Gobernación de Córdoba, no se necesita tener convenio o contrato con esos centros médicos para hacer uso de las camas UCI.

Finalmente, Gómez Reyes indicó que, actualmente en el departamento de Córdoba la ocupación de camas UCI es del 94% y dejó claro que si hay disponibles buscarán que la remisión de pacientes sea lo más rápida posible.

Es de anotar que el CRUE reportó que en el departamento de Córdoba hay 152 pacientes esperando remisión médica, de los cuales 63 son sospechosos o tienen COVID-19. 30 requieren atención en una Unidad de Cuidado Intensivos.

A esto se suma las constates denuncias del mismo gobernador, Orlando Benítez, en las que asegura que las EPS de ese departamento no están realizando las pruebas para dete a tiempo y a esto se debe el alto indice de mortalidad.

El panorama en Córdoba no es alentador ya que no se están haciendo las suficientes pruebas para detectar los contagios, pues solo han realizado 10 mil pruebas, lo que no representa ni el 1% de la población que dependen del régimen subsidiado.

La red pública hospitalaria de este departamento solo contaba con 45 camas en la UCI al inicio de la cuarentena, que sumadas a las de la red privada llegaban a 190.

Cuatro meses después, cuentan con 315 camas UCI, de las cuales 262 están ocupadas, por lo que se declaró alerta roja el 6 de julio de este año. El Gobierno Nacional ha entregdo 80 ventiladores mecánicos, de los 170 que recibirá el departamento.