Declaran inocente a hijo de exalcalde de Bogotá, de abuso sexual con su propia hija

Un juez no encontró material probatorio suficiente para condenar al hombre.

Se trata del hijo del exalcalde de Bogotá, Diego Pardo Koppel: Diego Pardo Cuellar, quien había sido procesado por el supuesto abuso sexual de su única hija, una niña que para la época de los hechos tenía entre 3 y 4 años de edad.

Sin embargo, tras casi seis años de litigios, el viernes, la juez del juzgado 48 penal del circuito con funciones de conocimiento de Bogotá absolvió a Diego Pardo Cuéllar por el cargo de actos sexuales con menor de 14 años, agravado.

Un juez de la república absolvió a Pardo del delito al no encontrar material probatorio suficiente para hallarlo culpable en el pleito que libraba con la mamá de la menor, Margarita Herrera Mercado, hija del expresidente de la Corte Constitucional, Hernando Herrera.

Diego Pardo Cuellar, empresario de 46 años / La W

“No desconoce el juzgado que los delitos contra la libertad sexual tienen la particularidad de lo escondido, no es menos cierto, que la niña en entrevista expuso los actos libidinosos que se repiten en el mismo lugar; esto es en el jardín de la casa, del cual prueba la defensa su inexistencia”, concluye el juzgado.

La autoridad judicial se refiere a los dictámenes de orden psicológico practicados a la menor en el transcurso de la investigación.

“Se detalla que en el análisis realizado se hablan de inconsistencias, deficiencias y errores metodológicos que tienen los conceptos emanados por quienes desarrollaron el inicio de esta investigación” dice el fallo.

Durante la decisión, en la que se absolvió a Pardo Cuéllar, ni la Fiscalía, ni la Procuraduría apelaron el mismo. Sin embargo, el abogado de Herrera Mercado apeló la decisión, no obstante, la absolución queda en firme hasta que el Tribunal Superior de Bogotá defina este nuevo recurso.

A recuperar el tiempo perdido

En diálogo con la frecuencia radial La W Radio, Pardo se refirió a su caso y expresó que fue la misma Fiscalía General de la Nación la que decidió pedir su absolución: “Ya perdí seis años de estar con mi hija, el daño ya está hecho, pero les hago el llamado hoy de que piensen en ella […] perdí el contacto total con mi hija hace cinco años”.

Así, el empresario de 46 años relata que, por cuenta de este proceso judicial, hace un año y medio aproximadamente se llevaron a su hija fuera del país sin su permiso, pues un juez de familia le suspendió la patria potestad.

Por su caso y el de muchos otros padres que han sido víctimas de falsas denuncias, Pardo advierte: “Hay que darle visibilidad a este tema de las falsas denuncias, lo primero que hacen es alejar los hijos de sus papás”.