Corte Suprema de Justicia ha negado 177 tutelas que piden libertad de Uribe

La decisión la tomó la Sala Civil, que dijo que quienes las presentaron no están legitimados para reclamar derechos de Uribe.

La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia negó las primeras 177 acciones de tutela que se presentaron el pasado 10 de agosto por los seguidores del exsenador y expresidente Álvaro Uribe Vélez, las cuales pretendían tumbar la decisión de la corporación.

El alto tribunal reseñó que de las cerca 400 acciones legales que interpusieron, 177 se negaron por “no hacer parte del proceso” o “falta de legitimación”, ni por “existir vulneración de derechos políticos”, según manifestó la propia Corte Suprema a través de las redes sociales.

La estrategia la usaron los simpatizantes de Uribe con el fin de tumbar la determinación que adoptó la Sala de Instrucción de la Corte, con base en las pruebas obtenidas en el marco de la investigación que se surte en su contra por presunta manipulación de testigos.

La iniciativa se sumó a la renuncia al cargo de Senador de la República, promovida este martes por el expresidente, esto como mecanismo de defensa con el que pretende que su proceso judicial sea remitido a la Fiscalía General, en donde a su juicio de su equipo defensor, se le brinden garantías.

Las razones de la Corte se sustentan en la jurisprudencia de ese alto tribunal y en argumentos jurídicos según los cuales la tutela es un recurso extraordinario para defender derechos fundamentales que, en primera medida, deben ser presentadas por los interesados a quienes se les estén vulnerando supuestamente esas garantías, o por terceros cuando el directamente afectado no pueda hacerlo.

La ‘tutelatón’ no es una estrategia que usó, únicamente, el uribismo; años atrás el senador Gustavo Petro también promovió esta práctica, con el fin de que levantaran la suspensión por 15 años que le interpuso la Procuraduría por malos manejos con las basuras durante su administración como Alcalde de Bogotá.

Recordemos que a los pocos días de posesionado el presidente Iván Duque, dijo que trataría cerrar la brecha que existe con las denominadas ‘tutelatón’. Los entes judiciales, por su parte, han mencionado que la acción de tutela es estrictamente para darle un uso adecuado conforme en la violación de derechos fundamentales.

De otro lado, este miércoles, ante la Corte Suprema de Justicia, el abogado Jaime Granados, quien defiende al expresidente Álvaro Uribe Vélez, presentó formalmente la solicitud para que el caso de falsos testigos quede en manos de la justicia ordinaria, es decir de la Fiscalía.

El abogado Jaime Granados se refirió a las declaraciones del exmagistrado José Luis Barceló, en las que señaló que los presuntos delitos por los cuales es investigado el expresidente Álvaro Uribe sí tendrían conexión con su función como parlamentario, pues todo el caso de falsos testigos se originó a partir de debates políticos en el Congreso.

“Me sorprende el magistrado Barceló, es contemporáneo mío, estudiamos juntos en el colegio y que ya esté llegando a la senectud. Nada tiene que ver una denuncia presentada en 2012 cuando el presidente Uribe no era congresista, con hechos que este radicado se refiere a hechos de 2018 en un lapso donde no hubo debate en el que haya intervenido el presidente Uribe”, dijo el abogado.