Corte Suprema de Justicia explica por qué envió caso de Uribe a la Fiscalía

El alto tribunal hizo oficial la decisión y sustentó que tiene lugar “por tratarse de una investigación sin relación con su cargo de congresista”.

El magistrado HéctorJavier Alarcón Granobles, presidente de la sala especial de instrucción de la Corte Suprema de Justicia, explicó través de un comunicado las razones por las cuales la investigación contra Álvaro Uribe por presunta manipulación de testigos pasa a la Fiscalía General de la Nación.

“Por tratarse de una investigación sin relación con su cargo de congresista, sobre conductas como presunto determinador de los delitos de soborno a testigo en actuación penal y fraude procesal, la Corte Suprema de Justicia dejará a disposición del fiscal general de la Nación al detenido exsenador Álvaro Uribe Vélez”, señaló.

Vale la pena enfatizar que el envío del proceso desde la Corte hacia la Fiscalía había sido solicitado por la defensa del exmandatario a cargo del abogado Jaime Granados, quien msnifestó que la Corte perdió competencia para adelantar la investigación a partir del momento en que el exmandatario renunció a su curul en el Congreso.

Magistrado HéctorJavier Alarcón Granobles / Google

El magistrado Alarcón Granobles agregó: “por no encontrarse vínculo alguno de los hechos con la actividad funcional de legislador, o que fueran su necesaria consecuencia, o el medio y oportunidad propicia para su ejecución o un desviado o abusivo ejercicio de funciones, resolvió remitir el proceso a la Fiscalía General de la Nación para que, dentro del ámbito de sus competencias, continúe con la actuación respecto del excongresista Uribe Vélez”.

El expresidente y exsenador Uribe se encuentra detenido en su hacienda El Ubérrimo, ubicada en el departamento de Córdoba, desde el 4 de agosto pasado, luego de que la Corte Suprema ordenara detención domiciliaria. El 18 del mismo mes presentó su renuncia al Senado.

Uribe se encuentra detenido en hacienda El Uberrimo / Google

Cabe recordar que el caso por el cual Uribe Vélez permanece bajo detención domiciliaria se refiere al presunto pago hecho a testigos que habían declarado contra el ahora exsenador, concretamente por los delitos de soborno a testigo y fraude procesal.