Corte Constitucional tumbó artículo que permitía a policías ingresar a hogares sin orden judicial

La Sala Plena de la Corte Constitucional tumbó el artículo del Nuevo Código de Policía que le permitía a los uniformados ingresar a las viviendas sin orden judicial para desconectar cualquier fuente de ruido que pudiera perturbar a los vecinos.

El alto tribunal avaló los argumentos del demandante que consideraba que la norma viσlaba los derechos fundamentales de las personas, entre los que se encuentra el derecho a la privacidad.

De esa manera, los uniformados no podrán ingresar a las viviendas o a cualquier bien inmueble sin una orden previa de un juez de garantías.

El artículo demandado es el 33 del código de policía que dice: “En cuyo caso podrán las autoridades de Policía desactivar temporalmente la fuente del ruido, en caso de que él residente niegue a desactivarlo”.

Sin embargo, la demanda manifestaba que la norma viσla la Constitución y abría la posibilidad a que los uniformados ingresen a cualquier bien inmueble sin orden judicial.

Foto: Ilustrativa

Señala textualmente que la norma “no establece un límite a la actividad de la Policía, pues se deja a discreción de los funcionarios transgredir derechos a la intimidad personal, a la familia o a la inviolabilidad del domicilio”.

En el debate, la Procuraduría había argumentado que la normativa nacional e internacional respecto a la inviolabilidad del domicilio, advierte que “este derecho no es absoluto, ya que no se puede convertir en un medio que facilite la comisión de actividades delictivas”.

Sin embargo, la Policía mantendrá la facultad de controlar las situaciones de perturbación evidente de la convivencia. Por ejemplo, cuando es evidente el exceso del ruido, el uniformado podrá solicitar que se apague el equipo de sonido, sin tener que ingresar al inmueble o vivienda a la fuerza y posteriormente podría multar a los responsables del ruido.