Congresistas del Centro Democrático son una “vergüenza”: Maria Fernanda Cabal

Por cuenta de Maria Fernanda Cabal soplan los huracanes de división en el Centro Democrático

En una aparición en la plataforma Space, la precandidata presidencial del Centro Democrático, se despachó contra sus copartidarios y colegas del Congreso diciendo que son una vergüenza porque el país no los conoce y que no hacen fuerza para trabajar contra la “maldad” de la izquierda como si lo hacen ella y Paloma Valencia.

“Pero los congresistas creen que tienen un poder que no tienen, empezando porque somos una bancada de 52 a la que el país solo conoce a cinco, si es que los conoce, a cinco donde puedo decirles con claridad que estamos Paloma y yo porque venimos siendo combativas enfrentando la maldad. El resto, los 52, son una vergüenza. Uno debería tener por lo menos de los 52 unos 20 combatientes”.

Las declaraciones fueron la respuesta a una carta de respaldo de congresistas del Centro Democrático a Oscar Iván Zuluaga, en lo que se ha nombrado como la pelea por las bases del uribismo en la que se han enfrascado las “cabezas visibles” de ese partido. No en vano, Cabal ha afirmado que se reúne con las “bases” en las regiones.

Sin embargo, la pelea silencia las situaciones vergonzosas, sobre todo de la misma Cabal, que ha demostrado con creces su desconocimiento de la historia del país, su desconexión con lo que la gente quiere, busca o exige y su afinidad con las posiciones antidemocráticas que caracterizan al uribismo.

Todo indica que se fue del congreso el caudillo, pero se quedaron sus costumbres excluyentes, que desconocen posiciones diferentes y que creen que aparecer en los medios de comunicación es hacer política.