Confirman la muerte de menor de edad que recibió balazo de la Policía en El Codito, Bogotá

La lamentable noticia fue confirmada en la mañana de este sábado: falleció el joven de 17 años, Omar Alejandro Morales, quien se encontraba en coma inducido debido a que recibió un disparo en la cabeza durante una persecución el pasado 18 de diciembre durante un operativo de la Policía contra el transporte informal en el barrio El Codito, Bogotá.

La noticia fue dada a conocer por la concejal de Bogotá por el partido Unión Patriótica, Heidy Sánchez Barreto, quien comunicó a través de su cuenta de Twitter que el menor permaneció ocho días en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Simón Bolívar de la localidad de Usaquén donde los médicos hicieron lo posible para salvarle la vida.

Según la información entregada por el comandante de la Policía de Bogotá, el general Óscar Gómez, los hechos iniciaron luego de que el joven, quien conducía un vehículo en dicho sector, se resistiera, al parecer, a un control de las autoridades. De acuerdo con información preliminar, el conductor emprendió la huida del lugar, lo que ocasionó la persecución de las autoridades.

En las acciones que son materia de investigación, presuntamente, el conductor del vehículo embistió a cuatro uniformados, que presentaron lesiones, y ocasionó la reacción con armas de fuego de los agentes que dejó a los dos ocupantes del vehículo con heridas de bala, uno de estos el menor de 17 años y el otro su hermano Sebastián Montaña.

Otro que se pronunció fue el concejal de Bogotá por la Alianza Verde, Diego Cancino, quien a través de un video compartido por la misma red social, rechazó el caso afirmando que no se justifica que por estar conduciendo un vehículo de transportes irregular de personas, reciba como castigo la pena de muerte.

“Los muchachos hacen lo que pueden, trabajan en la informalidad porque no hay oportunidades. Nada justifica que les disparen en un operativo de esta magnitud y menos que se les aplique la pena de muerte por cometer una irregularidad. Lamentamos mucho esta noticia”, indicó el Concejal.

“Nos preguntamos, qué orden había para realizar ese operativo, cuántos días hubo de preparación para hacer ese operativo, por qué esa respuesta tan desproporcionada de la Policía, lo que necesitamos en este momento es que no haya impunidad y que se investigue a fondo qué fue lo que pasó y es responsabilidad de los órganos de control investigar a fondo para que este crimen no quede en la impunidad”, indicó Cancino.

Por su parte, el secretario de Seguridad de la capital, Hugo Acero, confirmó la noticia al medio colombiano Blu Radio al que le aseguró que a la familia del menor “se le ha venido atendiendo con Secretaría de Gobierno y desde luego, ha habido un acompañamiento institucional en este grave incidente”.

Es de recordar que el pasado viernes 18 de diciembre se registraron varios disturbios en el barrio El Codito, en la localidad de Usaquén, que dejaron seis personas heridas. Sin embargo, la comunidad del sector habló de la muerte de una persona.

Ese día, general Gómez informó que “en las informaciones preliminares que nos entregan, es que unos policías estaban haciendo controles a los transportes ilegales, en uno de esos, es requerido un conductor y este agrede inicialmente a una Policía y huye. Hay una persecución y se intercepta el vehículo en la parte alta y esta persona lanza de forma irresponsable el vehículo contra los uniformados”.

El secretario de Gobierno de Bogotá, Ernesto Gómez también se refirió a los hechos en ese momento y aseguró que el joven fue perseguido por varios uniformados en sus motocicletas. Al ser detenido, de acuerdo con información preliminar, decidió lanzar su vehículo contra los policías dejando a cuatro heridos y dos jóvenes heridos con arma de fuego.

Por el momento, Gómez indica que el caso ya está en manos de la Fiscalía, entidad que adelantará las investigaciones respectivas y asegura que desde la Alcaldía lamentan el hecho y se comprometieron en el acompañamiento respectivo a la familia de Omar Alejandro Morales.