Capturan al senador Eduardo Pulgar por orden de la Corte Suprema

La Sala de Instrucción ordenó la detención del congresista por el caso de supuesto soborno a un juez de Usiacurí, Atlántico. Será enviado de manera preventiva a un centro carcelario.

El senador del partido de la U, Eduardo Pulgar, fue capturado por orden de la Corte Suprema de Justicia por el caso de presunto ofrecimiento de $200 millones al entonces juez Promiscuo Municipal de Usiacurí, Atlántico, Andrés Fernando Rodríguez Cáez, a cambio de favorecer un proceso penal que se adelantaba en ese despacho.

El alto tribunal lo investiga por delitos específicos como cohecho, tráfico de influencias y delitos contra la participación democrática. Pulgar ya se encuentra bajo detención preventiva y será enviado a un establecimiento carcelario.

La investigación en contra del senador Pulgar inició este año luego de que el periodista Daniel Coronell difundiera unas grabaciones que hizo el juez Andrés Rodríguez, en las que se escucha al senador intentando sobornarlo con respecto a un caso de la Universidad Metropolitana de Barranquilla, para que favoreciera a un alidado político suyo, Luis Fernando Acosta Osío.

Senador Eduardo Pulgar / El Tiempo

Coronell señaló que, en el año 2017, Andrés Rodríguez Cáez, nombrado de manera provisional como juez primero promiscuo municipal de Usiacurí, Atlántico, fue invitado por el alcalde Ronald Padilla para conocer a su jefe político: Eduardo Pulgar.

Según dijo, la reunión fue en el apartamento del senador en Barranquilla, ubicado a una hora de Usiacurí. Mencionó que el juez Andrés Rodríguez Cáez aceptó la propuesta sin saber de qué se trataba, pero que “tuvo la precaución de llevar una grabadora con él”.

Coronell indicó que pronto el senador Eduardo Pulgar explicó el motivo de la invitación y le dijo al juez que necesitaba su ayuda para “un negocio”.

“No joda, yo quiero apelar a ti para ver cómo me pueden ayudar ustedes, porque esto es un negocio. Esto es un negocio. Yo te digo la verdad… Esto es un negocio. Esto tiene que quedar entre nosotros tres porque los manes están preocupados. Es más, los manes me dicen: si hay que ir hasta allá, yo voy; pero lo ideal es que no vayan a decir nada”, dice uno de los audios transcritos en la columna.

Andrés Fernando Rodríguez Caez es el juez al que Pulgar intentó sobornar / El Tiempo

De acuerdo a la columna, el senador Eduardo Pulgar presumió otros “actos que habría hecho por sus amigos” y, después, utilizó un lenguaje “más explícito” para sus pretensiones con el juez.

“Quiero apelar a la buena relación que ustedes tienen pa’ ver si me pueden ayudar hermano. Esa universidad me pone unos votos muy importantes y adicionalmente… Aquí hay un negocio… Ustedes me dicen… y yo voy y digo: pa’ esta jugada vale tanto y vamos pa’ lante. Así de sencillo”, señala otro audio.

El periodista indicó que, incluso, el senador Eduardo Pulgar estaba tan confiado que sugirió el monto que el juez debería cobrar por la decisión de ayudarlo con el trámite.

“Si los manes son juiciosos. Si yo le digo: hey doc esta vaina vale 200 barras. Él me dice: ¿a qué horas y dónde?. Así, pa’ hablar claro. Yo les digo a ustedes la verdad. Aquí hay un negocio… Yo creo… No sé, si ustedes quieren hablar solos”.

Coronell señaló que, sin embargo, el senador Eduardo Pulgar no contaba con que el juez Andrés Rodríguez Cáez fuera una persona “vertical” y no accediera a la propuesta.

“A ver, senador, yo en principio acepté la reunión esta mañana aquí pues por intermedio del alcalde Ronald, pero yo soy un hombre muy serio. Usted me está hablando de negocios, yo para eso sí, no. Déjeme que le haga la audiencia; déjeme explicarle primero por qué supuestamente llega allá. Ronald me abordaba esta tarde y me decía ¿doctor, pero por qué Usiacurí? Ronald, usted sabe que Usiacurí ha venido moviéndose, ha manejado casos delicados de garantías, yo allá he manejado casos delicados”.

De esta forma, el alto tribunal resolvió la situación jurídica del senador Eduardo Pulgar cuya investigación avanzará, mientras él se encuentra privado de la libertad. Aunque todavía no se conocen las razones que llevaron a la Corte a dictar la medida de aseguramiento, se sabe que en cuanto se abrió la investigación el magistrado Rueda Soto viajó con su equipo a Barranquilla con el fin de recoger pruebas que soportaran el proceso.

En esas labores, recogió el testimonio del juez Andrés Rodríguez Cáez quien, por solicitud de la Sala Especial de Instrucción, fue acogido en el Programa de Protección para Víctimas y Testigos de la Fiscalía.