VIDEO | Capturan a delincuentes venezolanos que asaltaron café Starbucks en el norte de Bogotá

El hecho ocurrió el pasado 5 de abril en el Starbucks de la calle 116 con carrera 17, norte de la ciudad de Bogotá.

Luego de un operativo adelantado por el Grupo Élite de la Policía se logró la captura de tres hombres señalados como los responsables del atraco a un café Starbucks en el norte de Bogotá.

Los hechos ocurrieron en la noche del pasado 5 de abril sobre la calle 116 con carrera 17, en la localidad de Usaquén, donde una persona resultó lesionada con arma traumática en un brazo.

Cuatro los ladrones que arribaron al local hacia las 8:00 de la noche amenazaron a clientes y trabajadores a los que despojaron de sus pertenencias: teléfonos celulares, computadores portátiles, dinero y bolsos.

La captura de tres de estas personas se dio en la tarde de este viernes, 23 de abril, gracias a varias labores de inteligencia. Los hombres estaban frente al lugar que habían atracado días antes.

Entre los capturados, apunta el medio, está alias ‘el Flaco’, migrante que comandó el asalto e intimidó a las víctimas con el arma traumática. También cayó alias ‘Cejas’, otro venezolano que hizo parte del robo. ‘El Mono’, también extranjero, fue capturado; quien habría tomado las pertenencias de los atracados.

Los delincuentes, de nacionalidad venezolana, fueron trasladados de inmediato a la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía y serán presentados ante un juez para su judicialización.

El operativo para capturarlos

Las cámaras dejan ver que los pillos entraron con armas traumáticas e intimidaron a los clientes del local, que no tuvieron más opción que entregar sus cosas.

De acuerdo con el medio, los atracadores planearon el robo luego de hacerse pasar por domiciliarios y adelantar el rastreo del lugar.

El general Óscar Gómez Heredia, comandante de la Policía de Bogotá, dijo que revisando las cámaras, la institución halló características que hacían pensar que los responsables eran repartidores.

El informativo agrega que el seguimiento de las autoridades las llevó a un lugar cerca del local del atraco, donde se reunían domiciliarios. Entre ellos había varios extranjeros cuyos rostros coincidían con los retratos hablados dados por las víctimas del robo.

Ya identificados, una agente encubierta se hizo pasar por domiciliaria. Ella grabó a esos señalados criminales y ayudó a su identificación. Luego, fueron capturados en el sitio donde planeaban los asaltos, muy cerca del Starbucks.