Capturan a sospechosos de asesinar a 5 menores en cañaduzal de Cali en días pasados

Los cinco menores fueron asesinados el pasado 11 de agosto en un cañaduzal del barrio Llano Verde, en la ciudad de Cali.

El fiscal general, Francisco Barbosa, señaló que tras intensos operativos fueron capturados dos de los implicados en la masacre de cinco adolescentes en el barrio Llano Verde de la ciudad de Cali.

Barbosa señaló los capturados son 2 hombres los cuales estaban encargados de la vigilancia de los alrededor del cañaduzal del barrio Llano Verde, donde encontraron muertos a los menores de edad.

La Fiscalía confirmó que se trata de dos capturados que fueron identificados como Yeferson Marcial Angulo Quiñónez y Juan Carlos Loaiza Ocampo, junto a otro hombre que aún no ha sido detenido.

Juan Carlos Loaiza Ocampo y Yeferson Marcial Angulo Quiñónez / Policía Nacional

El ente investigador señaló que estos sujetos observaron a los 5 jóvenes en el predio y, “sin mediar palabra”, les dispararon con armas de fuego y a uno de ellos lo atacaron con arma blanca.

Una de las hipótesis que se maneja es que los sospechosos tendrían la intención de evitar la presencia de personas en el cañaduzal que frecuentemente ellos visitaban para cazar y comer caña.

Al respecto, el general Óscar Atehortúa, director de la Policía Nacional, dijo que los sospechosos acusaban a los menores de ser delincuentes, aunque para las autoridades eran transeúntes.

Asimismo, advirtió que continúan los operativos de las autoridades de Policía Judicial para capturar a la tercera persona mencionada que también estaría implicada con estos graves hechos.

El operativo de captura se llevó a cabo en un trabajo conjunto entre agentes del CTI y del Gaula de la Policía, que se valieron de drones y equipos de tecnología forense para recaudar pruebas.

La Fiscalía solicitó ante un juez de control de garantías las ordenes de captura que fueron materializadas por las autoridades en varias diligencias de allanamiento en el sur oriente de Cali.

Barbosa agregó que los capturados serán llevados ante un juez de control de garantías para legalizar sus capturas, imputarles cargos y solicitar las respectivas medidas de aseguramiento.