AUDIO | “No estoy metiendo bareta”: Linero aclara meme que se viralizó

Ante la viralización de una fotografía, el exsacerdote tomó con gracia la situación y se pronunció.

A raíz de los memes de las últimas horas, en los que usuarios de redes sociales se mofaban de su estado físico del pasado y del actual, Alberto Linero realizó un fuerte pronunciamiento, a través de su editorial diario en la emisora Blu Radio.

“No estoy metiendo bareta, no me atropelló la malparidez, no estoy enfermo, no es ningún exceso el que me ha hecho bajar de peso… simplemente por cuidar mi salud, decidí ponerme a dieta estricta, y lo he logrado, he bajado 44 kilos” dijo Alberto Linero.

El exsacerdote indicó que en una de las fotografías pesaba 122 kilos y actualmente pesa 78. “Esto es resultado de ponerle atención a la manera cómo estaba viviendo, y de corregir los errores alimenticios y de estilo de vida que tenía”.

Agregó además que se ha divertido “mucho de los memes que han sacado en las redes y las graciosas ocurrencias que he leído, estoy feliz de lograr bajar y mantener mi peso ideal”.

Y también aclaró su actual peinado: “Sé que algunos están extrañados de verme con afro, pero es que una promesa que me hice, fue que mientras no pase esta pandemia, no iba a peluquearme y lo he cumplido, ya tengo más de 90 días sin motilarme”.

Además, Linero compartió con sus oyentes lo que él consideró “las lecciones que he sacado de toda esta experiencia”:

1. “Tenemos que cuidarnos integralmente: tanto física, como emocional y espiritualmente. Para ello hay que aprender a comer balanceado, hacer ejercicio periódicamente, saber descansar y divertirnos, evitar una vida llena de estrés inútil que sólo nos enferma y nada aporta.

2. La disciplina, la fuerza de voluntad es fundamental para la consecución de los objetivos que tenemos en la vida, para mí, que por naturaleza soy glotón, no ha sido fácil estar a dieta, pero lo he logrado con mucha fuerza de voluntad. Algunos pretenden lograr sus metas sin ningún esfuerzo, y claro, así no lo logran.

3. Nuestro valor personal no depende de la opinión estética que los otros hagan. Hay que estar convencidos de qué es lo mejor para uno y vivirlo con tenacidad y esfuerzo. Hay que saber decir MVM cuando corresponda, porque más allá de las valoraciones estéticas, está la salud. Eso lo dejo claro en mi libro Vive y Déjame vivir: no dejar que el sentido de la vida sea agradar a la mayoría, siempre habrá opiniones en contra de las decisiones, sobre todo en las redes sociales. Nosotros, seamos feliz disfrutando la vida”.