AUDIO | Aterrador relato de joven víctima de acoso sexual por parte de un taxista en Medellín

Geraldine Vargas detalló en varias entrevistas el aterrador momento y aseguró que ya interpuso una denuncia ante la Fiscalía por este hecho.

La joven, víctima de un aberrante caso de acoso sexual por parte de un taxista en Medellín, contó que ya interpusó la denuncia sobre el hecho ante la Fiscalía General de la Nación.

Se trata de Geraldine Vargas, la joven paisa quien iba sentada en el asiento del copiloto ya que el taxista le había manifestado que las sillas posteriores estaban recién engrasadas.

Dijo que no se dio cuenta del momento en que el individuo empezó a masturbarse al lado de ella, pero que cuando lo descubrió, tomó su celular y lo grabó para exponerlo en redes sociales.

“Yo miré hacia el taxista […] y cuando yo lo vi de reojo, él se estaba masturbando”, contó. De inmediato sacó su celular y lo grabó, “y trataba de cogerle la cara para identificar al tipo”, dice.

“Me preguntaba de qué color tenía la ropa interior y me decía que por favor lo dejara terminar, que así no me hacía nada. Incluso, me ofreció 30.000 pesos. En ese momento, me bajé de inmediato del taxi, ya en Nuevo Occidente”, detalló la mujer.

Denuncia de la víctima / CP

A pesar de pedirle al taxista que la dejara bajar del vehículo, el sujeto solamente accedió a que se fuera cuando ella lo amenazó con pedir ayuda de las autoridades.

Acto seguido, le escribió a un amigo suyo para contarle lo que estaba pasando, ya que estaba nerviosa de que algo pudiera sucederle y le pidió que llamara a la policía.

“Más adelante él trató de cogerme la pierna y ahí fue que yo reaccioné, le dije que respetara, que parara para yo bajarme del taxi”, continuó, al explicar que estaba muy nerviosa.

De hecho, contó que el conductor le dijo que no iba a detener el vehículo y que le pidió que no hiciera escándalo, porque no iba a dejarla bajarse.

“Más adelante, él paró en un sitio” y le dijo que no le iba a hacer nada, pero que se quitara el tapabocas. “Yo tenía el tapabocas puesto y me dijo quítate el tapabocas y yo no me lo quité, yo me negaba”, relató.

Sumado a eso, él le pidió que le mostrara las uñas de sus pies y le dijo que le pagaría 30 mil pesos si le contaba el color de su ropa interior, a lo que la mujer se negó.

“Él trató de tocarme la pierna, pero yo le corría la mano y no sabía si dejarlo […] Tenía miedo de que me fuera a pegar o algo”, contó, angustiada, ya que el hombre jamás dejó de masturbarse. “Déjeme terminar, usted no se va hasta que yo termine”, le gritó el hombre.

Asimismo contó que se enteró de que el responsable de estos actos estuvo en la cárcel por la violación de siete mujeres. “Yo estaba literalmente con una bestia, con un animal, le doy gracias a Dios que no me pasó nada más grave”, dijo.

Geraldine indicó que ya interpuso la denuncia antes las autoridades, mientras que la Alcaldía de Medellín apuntó que será atendida por la ruta de atención especial de la ciudad para los casos de acoso sexual.

Entre tanto, la empresa de transporte antioqueña Tax Andaluz aclaró, en un comunicado, que el sujeto que es visto en el video conduciendo el taxi de placas TSE-784 no está afiliado a dicha empresa, por lo que sería un “taxista pirata”.

La compañía añadió que el verdadero propietario del vehículo ya se presentó ante las autoridades para atender la situación. Por otra parte, la empresa presentó excusas por el comportamiento aberrante del sujeto.

La joven solicitó apoyo de la sociedad, considerando los rumores que han corrido sobre los hechos. “Pido por favor que sean conscientes […] El hombre ya había estado en la cárcel, ya había abusado de muchas mujeres, ahora me pasó a mí”. Recordó que el hombre no está bajo custodia de las autoridades, pues lo están buscando.