Aterrado momento vivió una familia bogotana cuando paseaban por el centro de la capital

La integrante de una familia, quien se identificó como Sandra, relató los momentos de terror vividos en medio de un atraco por presuntos menores de edad en el centro de la capital.

La mujer, que prefirió no revelar su rostro ni su identidad por seguridad, contó en la W Radio la historia de horror que vivió junto con varios integrantes de su familia cuando adelantaban una caminata por el centro de Bogotá, aprovechando que era fin de semana.

Todo ocurrió, según la mujer, cuando cruzaban por la parte de atrás de la iglesia Nuestra Señora de La Peña, y tomaron una calle que es una bajada porque alguien les dijo que por ahí saldrían a la vía principal.

“Unos señores me dijeron que sí había salida, y cuando bajamos por unas escaleras vi un chico como con características de consumidor”, detalló la denunciante.

La mujer dijo, en la emisora, que aunque no conocían bien la zona de todas formas les generó confianza ver a familias con niños que caminaban por el sector, pero que al llegar a una especie de callejón la situación cambió por completo.

“Entramos al callejón y a pocos pasos, unos 10, había una curva, y en una casa que hay cerca nos dijeron que no pasáramos por ahí. No sabemos en qué momento estábamos rodeados… fueron escenas angustiantes”, agregó.

La víctima solo recuerda que los delincuentes “eran muchos jóvenes” y que, por sus rasgos y tono de voz, serían menores de edad. Además, que también había un par de mujeres adolescentes con cuchillos, y que otros portaban armas al parecer de fuego.

“La persona que me estaba apuntando estaba con tapabocas, y me decía: ‘No me mire, no me mire. Mire para el piso’. Eso fue como una emboscada, porque nos pareció que cada uno tenía un arma”, afirmó.

La denunciante contó que luego del asalto, los mismos delincuentes les indicaron por dónde debían tomar para salir de allí, y aseguró que sintieron temor de acercarse al CAI de la Policía Metropolitana, que queda a un par de cuadras, y por eso prefirieron tomar un transporte y regresar a casa.

La mujer reveló que hasta el momento no han hecho la denuncia porque los ladrones, entre las cosas que les robaron, tienen información de su familia, y por eso hizo un llamado a la Policía ya que podría tratarse de una banda organizada que delinque en esa zona muy frecuentada por turistas.

Afortunadamente, Sandra y su familia se encuentran en buen estado: “estamos bien, pasando esos recuerdos y sintiendo mucha inseguridad”. “Nosotros no hicimos denuncia porque surgen muchos temores, uno queda conmocionado y porque lo importante era salvaguardar la integridad de la familia”, finalizó.