Así recuerdan familiares, amigos y compañeros a Carlos Nieto, médico que murió por COVID-19

El joven de 33 años, Carlos Fabián Nieto Rojas, médico de urgencias de la Clínica Universitaria Colombia, era oriundo de la ciudad de Villavicencio, residía y trabajaba en Bogotá y era padre de dos menores de edad.

Carlos Fabián llevaba 10 días batallando contra el COVID-19 que le provocó una neumonía severa, por la que estuvo intubado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la clínica, confirmó su esposa a través de Facebook.

Desde marzo del año pasado, Nieto trabajaba en la Clínica Colombia, como médico de urgencias. Allí atendía a los pacientes adultos. Las autoridades de salud y la propia institución aún estudian la forma en la que se contagió.

El profesional de la salud presentó los síntomas del virus desde el pasado 22 de marzo; sin embargo, en horas de la madrugada de hoy 11 de abril, perdió la batalla contra la enfermedad, según informó el Ministerio de Salud.

Amigos, familiares y colegas lamentaron profundamente la muerte de Nieto Rojas, a quien han calificado en redes sociales como un “héroe” y lo recuerdan como un ser humano “con grandes cualidades” y un “gran profesional”.

Carlos Fabián Nieto Rojas, 33 años / Suministrada

Las carcajadas que solía sacar en sus compañeros del servicio de urgencias el médico Carlos Fabián Nieto dejaron de escucharse. El ‘mamagallista’, el jovial, el buen amigo y el siempre atento falleció este sábado 11 de abril.

Su amigo Juan Camilo Chávez, lo cataloga como un héroe que muere en medio de esta tragedia, “con tristeza y dolor en el alma les confirmo la trágica noticia de la muerte de mi amigo y doctor Carlos Nieto. Un héroe de la salud que parte de este mundo luego de luchar contra el maldito COVID-19. Dios bendiga y de entendimiento a sus padres, esposa e hijos en este duro momento”.

Asimismo, la Clínica Colsanitas emitió un comunicado lamentando la situación y agradeciendo el esfuerzo de los profesionales de la salud que “se entregaron por completo para ayudar en esta situación” que atraviesa el país.

La entidad de salud catalogó el hecho como la pérdida de un héroe. “Se ha ido uno de nuestros héroes, que su recuerdo nos llene de fuerza para continuar y para seguir firmes en nuestro propósito de cuidado a todos los colombianos”.

Se fue el alma de la fiesta. El hombre dicharachero que siempre le encontraba chiste a todo. El médico que tenía el sueño de ser internista. El padre de familia y el hijo que no dudaba en ayudar a sus seres queridos. Partió anticipadamente un médico valioso para Colombia, lamentablemente, la primera víctima del cuerpo médico por esta pandemia.