Asesinato de joven peruano lanzado desde un puente habría ocurrido en Colombia

El joven peruano viajó a Medellín en compañía de un sujeto colombiano de nombre 'Andrés', quien terminó robándole las pertenencias y dejándolo a su suerte.

Tras conocerse el horroroso video en el que dos sujetos de nacionalidad venezolana lanzaron desde un puente a un joven peruano identificado como Silvano Oblitas Cántaro Tolentino, de 19 años, la hermana de la víctima contó que los hechos ocurrieron en Colombia.

Según la joven, llamada Janet Cántaro Tolentino, su hermano viajó a Colombia, junto a un ciudadano colombiano llamado ‘Andrés’, el pasado 25 de enero. Se dirigieron a la ciudad de Medellín en donde Silvano Oblitas pretendía comprar ropa para venderla en Perú.

“Fue con el motivo de traer mercadería, ropas. Se llevó el monto de cinco mil soles [cerca de 5 millones de pesos] para comprar ropa y traer a Perú”, dijo Janet Cántaro al diario peruano El Correo. Desafortunadamente, su familiar fue estafado por el colombiano.

El joven fue identificado como Silvano Oblitas Cántaro Tolentino, de 19 años / Diario El Correo

Cuenta Janet que su hermano logró comunicarse con ella el pasado viernes 12 de febrero pidiéndole dinero: “Hace una semana atrás me llamó diciéndome que su amigo lo dejó solo en Medellín (Colombia), sin nada, sin sus cosas”, explicó la afectada mujer al diario inca.

“Me dijo ‘Janet, por favor, me quedé sin nada acá. Envíame dinero, por favor’. Eran las ocho de la noche. Le dije que mañana en la mañanita le depositaba, que me mande la cuenta que iba a hacer lo posible. Al día siguiente ya no se conectó. Le escribí, le llamé y ya no contestaba el teléfono”, sostuvo.

Janet sostiene que no sabe si su hermano falleció o sigue con vida, tampoco sabe en donde ocurrieron los hechos. Asimismo, pidió justicia a las autoridades colombianas y se acercó al Departamento de Investigación Criminal de Perú (Depincri) para denunciar los sucesos.

¿Quién era Silvano Oblitas Cántaro Tolentino?

Según comentó Janet en medio de una entrevista al diario peruano, su hermano era un joven de 19 años que decidió abandonar sus estudios de cuarto de secundaria hace un año y medio para viajar a Lima desde Huánuco con el motivo de trabajar y ayudar a su familia.

Hasta enero de este año trabajaba en el mercado mayorista de Santa Anita, en la sección de papas. “Según me comentó él, tenía permiso el mes de enero y febrero, es por eso que aprovechó esa situación para viajar allá (a Colombia)”, complementa la familiar.

Janet Cántaro comentó que su hermano conoció al sujeto colombiano (‘Andrés’), cuya identidad completa no es conocida hasta el momento, quien habría convencido al joven peruano de viajar a Colombia para comprar ropa debido a que “allá las cosas están más baratas”.

La hermana de la víctima también aseveró que el colombiano habló con ella desde el celular de su pariente y le dijo que todo estaba bien, que no se preocupara.

Los hechos

El aterrador video empezó a circular masivamente desde el pasado domingo 14 de febrero a través de varias plataformas digitales como Twitter, En este se observa a dos personas con acento venezolano junto a la víctima que fue lanzado desde un puente.

En las imágenes se escucha que los protagonistas comienzan una conversación en la que uno de los sujetos le exige a la víctima que diga su nacionalidad frente a la cámara. Inmediatamente Silvano Oblitas responde que es de Perú: “soy de Perú”. Acto seguido, el criminal que se encuentra frente a la víctima lo levanta de las pantorrillas y lo termina lanzando del puente.

La persona que captaba el hecho con su celular grabó el espantoso momento cuando el joven peruano cae y su cuerpo choca con el suelo, produciendo un gran estruendo. Tras esto, uno de los individuos dice: “Bórralo, se murió lo que se murió”. Posteriormente lanzan al vacío la mochila que le habría pertenecido al perjudicado y cortan la grabación.

Hasta el momento se tienen muy pocos detalles de lo sucedido. Se presume, por la entonación de las voces, que los sujetos son de nacionalidad venezolana. Sin embargo, a medida que avanza la investigación se van conociendo imágenes y videos que podrían se importantes para dar con los responsables.