Aparece otro caso de niña indígena que habría sido abuda por militares, esta vez en Guaviare

Se trata de un caso del mes de septiembre del 2019 en un batallón ubicado en San José del Guaviare.

En una investigación revelada por el subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, Ariel Ávila, se conoció sobre el presunto abuso a una niña indígena de 15 años, perteneciente a la comunidad Nukak Makú, en el Guaviare.

El hecho habría ocurrido en septiembre del año 2019 y al parecer varias autoridades como la Policía Nacional, La Fiscalía General de la Nación y la Procuraduría han venido investigando el presunto abuso, según revelo Revista Semana.

La menor habría sido secuestrada y abusada sexualmente por un grupo de militares pertenecientes al Batallón de Infantería No 19 Joaquín París. Según la investigación la menor estuvo secuestrada y logró escapar y contar lo sucedido.

El Ejército señala además que a inicios del 2020 esta indagación disciplinaria fue verificada por la Procuraduría Regional del Guaviare, que, “en ejercicio del poder preferente, fue solicitada encontrándose en trámite de entrega el proceso por la Unidad”.

Las comunidades indígenas siguen exigiendo respeto del Ejército por sus territorios, sus niñas y sus mujeres y piden no esconder estos hechos, sino por el contrario condenarlos públicamente.

Indígenas de la comunidad Nukak Makú / Revista Semana

De acuerdo con las primeras informaciones, la menor tiene 15 años de la comunidad Nukak Makú habría sido encerrada en un cuarto de una instalación militar ubicada cerca del corregimiento Charras, San José del Guaviare.

Además de ser secuestrada y abusada sexualmente por militares en el batallón del Guaviare, al parecer la niña habría durado varios días sin recibir alimentación.

Este nuevo delito por parte de militares se conoce a pocos días de revelarse el caso de abuso sexual a una niña de la comunidad indígena emberá por parte de siete soldados pertenecientes al batallón de Pereira, Risaralda.