Alcalde Daniel Quintero pide a Twitter que le suspenda la cuenta a Álvaro Uribe por incitar a la violencia

El exsenador y expresidente Álvaro Uribe lanzó un polémico tuit en el que apoya la idea que la fuerza pública uses sus armas de fuego contra manifestantes.

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, defendió el derecho a la protesta y exigió a Twitter que suspenda la cuenta del expresidente Álvaro Uribe Vélez por una clara incitación a la violencia.

Quintero señaló que en medio de las protestas Álvaro Uribe incita peligrosamente a usar la violencia en contra de los manifestantes cuando invita a permitir el uso de las armas por parte del Ejército y la Policía.

Uribe escribió: “Apoyemos el derecho de soldados y policías de utilizar sus armas para defender su integridad y para defender a las personas y bienes de la acción criminal del terrorismo vandálico”.

Quintero vas a su solicitud en los múltiples hechos de exceso de la fuerza violenta por parte de la Policía nacional y el ESMAD dejan hasta el momento un saldo de 42 personas heridas, cuatro muertos, cerca de 60 detenidos.

Y es que esta no es la única vez en que el ex presidente afirma que es necesario el uso de la violencia a través de sus redes sociales.

No es la única vez que Uribe incita a la violencia por medio de Twitter ya que en el 2019, cuando se empezaron a contar nuevas oleadas de masacres en Colombia, el expresidente afirmó que el uso de la fuerza “serena” parte del Ejército y la Policía serían una garantía de seguridad.

Del mismo modo justificó los mal llamados “falsos positivos” con la tristemente célebre frase “no estaban recogiendo café” lo cual ha despertado la fuerte indignación de muchos colombianos en varios momentos de la historia reciente del país.

Es por ello que la solicitud de Daniel Quintero ha tomado fuerza en las redes sociales y es ahora respaldada por cientos de ciudadanos que esperan que, caso de Donald Trump en Estados Unidos pocos días antes de su salida de la Casa Blanca, la red social tomé medidas que favorezcan el respeto por la vida y garanticen el derecho a la protesta.