Acusan a ciudadanas extranjeras de degollar a una mujer que les alquiló habitación

Un aberrante crimen el pasado lunes 25 de enero en la ciudad de Montería, Córdoba, en donde hallaron a una mujer de 61 años de edad, degollada en su casa.

La víctima fue identificada como Isidora González Blanco, una mujer de 61 de años cuyo cuerpo, según información preliminar, tenía signos de tortura. La mujer se dedicaba al alquiler de habitaciones en su vivienda ubicada en la ciudad de Montería, Córdoba.

Según detallan las primeras versiones la víctima del hecho, al parecer, habría sido degollada por una pareja de ciudadanas extranjeras, quienes estaban alojadas en la vivienda de González Blanco.

Según medios locales, el crimen se conoció en horas de la tarde del pasado lunes 25 de enero, cuando vecinos de la mujer notaron su ausencia y decidieron indagar sobre su paradero, al ver que no respondía a la puerta, ingresaron y la hallaron sin vida.

Isidora González Blanco, 61 años de edad / La Razón

La investigación del hecho quedó a cargo del Cuerpo Técnico de Investigación -CTI- de la Fiscalía, quienes informaron que hasta el momento, las autoridades adelantan las respectivas investigaciones, para esclarecer los móviles del crimen.

“El caso fue asumido por el CTI de la Fiscalía, se conoce que al parecer dos ciudadanas extranjeras habrían estado vinculadas con el homicidio de esta señora. No se conoce mayor información en términos de hurto de pertenencias, estamos buscando a estas dos señoras”, indicó el coronel Carlos Girón, subcomandante (e) de la Policía Metropolitana de Montería.

Además, el oficial agregó que: “En el lugar de residencia no hubo hurtó de ningún elemento. Presuntamente dos mujeres de nacionalidad extranjera estarían inmersas en este delito”, dijo Carlos Giro, comandante encargado de la Policía de Montería.

Se conoció que Isidora habría sido apuñalada en 15 ocasiones. Además, preliminarmente se dijo que el cuerpo sin vida fue hallado con signos de tortura atado de manos y pies.

Las autoridades realizan inspecciones en las salidas de Montería para verificar que el presunto responsable no salga de la ciudad. “Lamentamos y condenamos vehementemente estos hechos y nos solidarizamos con su familia y allegados, invitamos a las personas que tengan información acerca de este crimen comunicarse a la línea 123 de la Policía”, concluyó el comandante Giro.

Por otra lado, existen versiones de supuestos testigos recogidas por medios locales que indican que las dos mujeres sospechosas habían alquilado una habitación a Isidora. Estas mujeres no se encontraban en la vivienda cuando se conoció la muerte de la mujer.

Por su parte, el mandatario local, Carlos Ordosgoitia, lidera un Consejo de Seguridad para conocer los avances de la investigación.