Abogada murió mientras se hacía un procedimiento en un spa clandestino

Según algunos vecinos, mujeres entraban constantemente al lugar adaptado en un apartamento de Bello, Antioquia.

Jenny Stephania Henao, una mujer de 29 años de edad, murió en medio de un procedimiento estético; según las primeras versiones, le estaban practicando un masaje en un spa de Bello, Antioquia.

La abogada, quien residía en el barrio El Poblado, perdió la vida en el lugar clandestino, que, según las versiones de los residentes de sector, desconocían que se tratara de un spa, pues es una zona de apartamentos.

El sitio, que lleva por nombre ‘Ambital Spa’, al parecer, no tenía ningún permiso de funcionamiento. «No presentaba signos de violencia y las causas de su muerte están por establecer», reportaron las autoridades.

Según las autoridades, la mujer que perdió la vida en este sitio era una abogada de 29 años de edad nacida el 28 de febrero de 1993, soltera y habitante del barrio El Poblado de Medellín.

Karen Alejandra Arango Guerra, cosmetóloga del spa, admitió que a la mujer se le estaban practicando una serie de masajes cuando, de repente, convulsionó y vomitó. Según ella, se le practicaron los primeros auxilios, pero no respondió y falleció en el lugar.

Julián Pineda, secretario de Salud de Bello, contó a que el establecimiento no estaba registrado, ni había solicitud de visita para hacer seguimiento de saneamiento, infraestructura, documentación, gestión de residuos, etc.

Minutos después de que se retiraran la ambulancia y el carro de bomberos, el llanto desgarrador de una mujer se escuchaba junto al vehículo de la Sijín de la Policía, encargada de realizar el levantamiento.

“Por favor, no la metan en esa bolsa que se me va ahogar”, decía la mujer, y se aferraba a un hombre que la acompañaba, al que después le preguntaba: “¿Cierto que ella está viva? Dígame que está viva”.

Luego el cuerpo sin vida de la abogada era sacado del edificio para ser llevado a las instancias de Medicina Legal. Tras el cadáver, las empleadas del Spa salieron del apartamento con sus uniformes de trabajo aún puestos.