100 mil millones de pesos que era para comprar armamento, serán destinados a la salud

Carlos Holmes Trujillo, ministro de Defensa, acogió la propuesta del senador por el Polo Democrático Iván Cepeda, de destinar a la salud $100 mil millones que antes iban a ser usados en la compra de armas.

El senador había propuesto desde la semana pasada que el Ministerio de Defensa suspendiera la compra de armas y de equipos militares este año para sostener el sistema de salud ante la emergencia generada por el Coronavirus.

“Celebro que una proposición que ha tenido origen en 27 congresistas de la oposición haya sido acogida. Valoramos que dineros que regularmente se invierten en compra de armamentos vayan para la salud de los colombianos y esperamos que en el futuro así siga ocurriendo. Esta es una demostración de que es posible mediante el diálogo lograr acuerdos en un momento de dificultades y de emergencia, cuando lo primero es la defensa de la vida”, dijo Cepeda en un comunicado.

Senador Iván Cepeda / El Tiempo

Sin embargo, el congresista agregó que estos recursos son insuficientes “si se tiene en cuenta que la solicitud en principio fue por un billón de pesos y el anuncio del Gobierno Nacional ronda los 100.000 millones”.

Los mencionados recursos serán usados para tres hospitales de campaña, la ampliación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), compra de pruebas para identificar el virus y la compra de implementos de bioseguridad.

En la misiva también se lee que “adicionalmente, el Ministerio de Defensa se comprometió a incrementar sus esfuerzos en materia de ayudas humanitarias en los territorios más alejados del país”.

La comisión de concertación designada para la propuesta estuvo conformada por los senadores Lidio García del Partido Liberal; Roy Barreras, médico del Partido de La U; Antonio Sanguino, de la Alianza Verde y Guillermo García Realpe, del Partido Liberal.

Al respecto, el senador Barreras saludó el pacto para el fortalecimiento de las ayudas humanitarias en zonas particularmente vulnerables como la Costa Pacífica. Y señaló que “mucho se ha dicho que hay que remar para el mismo lado. Pues bien, para hacerlo hay que ponerse de acuerdo en soluciones concretas como estas, que por supuesto, son insuficientes y apenas una muestra de que conversando se pueden lograr resultados que beneficien sectores específicos de la población colombiana”.