Tras la suspensión de la Procuraduría, alcalde de Bucaramanga renuncia irrevocablemente

El alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández Suárez, renunció de manera irrevocable y definitiva al cargo, faltándole tan solo tres meses para completar el periodo para el que fue elegido.

El mandatario fue suspendido este lunes 16 de septiembre en el marco de una investigación disciplinaria llevada a cabo por la Procuraduría por su presunta participación indebida en política.

Hernández redactó su carta de renuncia en la clínica Foscal de Floridablanca, hasta donde fue trasladado debido a una complicación médica que lo obligó a ingresar al área de urgencias.

Julio César Ortiz, abogado de Rodolfo Hernández, aseguró que el mandatario le notificó de su renuncia, argumentando que la Procuraduría adelanta una persecución en su contra.

“Hoy es otro día triste para la democracia colombiana. El Procurador General ha vulnerado mis derechos políticos, sancionándome con tres meses de suspensión por haber cumplido con mi deber de advertirle a la ciudadanía sobre la vergonzosa compra de votos”, dice un comunicado. “Es una aberrante patraña por la que renuncio a la alcaldía”, agrega.

Sobre el estado de salud del burgomaestre, el centro de salud entregó un comunicado en el que aseguran que el “Dr. Rodolfo Hernández”, ingresó “con sintomatología consistente en dolor torácico sin alteración de los signos vitales con estabilidad hemodinámica y neurológica”.

Clínica Foscal, Bucaramanga / Google

Pese a que el mandatario no presentó síntomas de gravedad, el personal médico notificó que permanece en la sala de observación en donde es vigilado y atendido para descartar complicaciones en su salud.

“Se procedió a brindar atención solicitando exámenes de apoyo diagnóstico para estudio. Actualmente su condición de salud es estable y se encuentra en sala de observación”, comunicó la clínica.