Mesera que regalaba hamburguesas a Cristiano Ronaldo cuando aún no era nadie contó la conmovedora historia

Antes de convertirse en la estrella de fútbol mundial que es hoy, Cristiano Ronaldo era uno de los tantos niños que se hospedaba en la pensión del Sporting Lisboa y soñaba con convertirse en el mejor jugador del mundo.

Por aquel entonces no gozaba de las ventajas económicas con las que hoy cuenta, sino que tenía que rebuscarse la forma para conseguir alimento por fuera del club.

En una emotiva entrevista, Ronaldo contó los difíciles momentos que tuvo que pasar junto a sus compañeros por lo que solían acercarse a un local de comida rápida cercana a donde vivían para pedir las hamburguesas que sobraban.

“Recuerdo que había un McDonald’s cerca de la pensión en el que pedíamos las hamburguesas que sobraban, y una señora llamada Edna y otras dos chicas siempre nos daban alguna”, contó el portugués durante la entrevista.

Pero no solo quedó en una simple anécdota. Tras rememorar aquellos años, Cristiano dijo que le gustaría encontrar a aquellas empleadas y devolverles el gesto solidario.

Cristiano a los 12 años pedía hamburguesas / Infobae

“Espero que esto me ayude a encontrarlas. Quiero invitarlas a cenar en Turín o Lisboa y devolverles lo que hicieron por mí. Nunca lo olvidé”, prometió el futbolista.

Y no tardó mucho ya que el pasado jueves, una de esas mujeres dialogó con la estación de radio portuguesa Renascenca y contó algunos detalles de aquel tiempo.

Se trata de Paula Leca, quien dijo que el delantero aparecía en frente del restaurante junto a más niños pidiendo las hamburguesas que sobraban y su jefe las autorizaba para que las regalaran.

“Aparecían frente al restaurante y cuando sobraban hamburguesas, nuestro gerente nos daba permiso para entregárselas. Uno de los muchachos era Cristiano Ronaldo, quien quizás era el más tímido de todos”, asegura Leca.

Paula Leca, una de las mesera que regaló hamburguesas a Cristiano / Google

Paula reveló que esto sucedía “casi todas las noches cada semana” y que siempre se los cuenta a familiares y amigos, a pesar de que no le creen y algunos desconfían de su relato.

“Todavía me río de todo eso ahora. Ya se lo había contado a mi hijo, pero pensaba que era una mentira porque no podía imaginar que su madre le diera una hamburguesa a Cristiano Ronaldo. Mi esposo ya lo sabía, porque a veces él me iba a buscar al trabajo por la noche y también lo veía”.

Con respecto a la promesa del jugador de la Juventus, la mujer se entusiasmó: “Si me invitara a cenar, iría seguro. Lo primero que haría sería agradecerle, y durante la comida tendríamos tiempo para recordar esos momentos”.

La exmesera explicó que perdió contacto con su jefa, Edna, y sus antiguas compañeras, aunque se espera que en los próximos días las otras mujeres también salgan a la luz y cuenten más detalles sobre Ronaldo.